• Inicio
  • NACIONAL
  • Negligencia y diagnósticos erróneos en IMSS de La Paz provocaron la muerte de una paciente: CNDH
NACIONAL

Negligencia y diagnósticos erróneos en IMSS de La Paz provocaron la muerte de una paciente: CNDH

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 22/2018, dirigida al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por las presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas por su personal contra una mujer en un hospital de La Paz, Baja California, que derivaron en su fallecimiento.

De acuerdo con la investigación del caso realizada por la CNDH, el personal del área de urgencias, ginecología y de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General de Zona 1 de Medicina Familiar del IMSS en La Paz (HGZ-1), violentaron los derechos humanos a la protección a la salud y a la vida de la paciente de 33 años, a quien no garantizaron una atención médica oportuna.

El 9 de octubre de 2013, la mujer ingresó por primera ocasión al HGZ-1 con dolor abdominal, por lo que el primer servidor público que la atendió la reportó con “ascitis (acumulación de líquido en la cavidad abdominal) y fiebre de origen desconocido”.

Dos días después, el personal indicó que la paciente presentaba cáncer de ovario, por lo que el 17 del mismo mes y año, se le practicó una cirugía de revisión de abdomen y extracción de “ascitis”, la cual, según el dicho de los médicos, daba “positivo para células malignas”.

A la paciente se le extirpó el útero y los ovarios, aun sin contar con el resultado del análisis de las primeras muestras extirpadas. Al día siguiente se ordenó que le practicaran una colonoscopía y una endoscopía para “buscar el tumor primario”.

Sin embargo, ocho días después, el 25 de octubre, los resultados de los estudios practicados a las muestras refirieron que la paciente no tenía cáncer. Entonces, los médicos volvieron a diagnosticarle “ascitis” y acumulación de líquido en el espacio pleural.

Un par de días después, la mujer fue internada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por una supuesta tuberculosis miliar, pero fue dada de alta el 31 de octubre. El mismo día tuvo que reingresar al HGZ-1 por dificultad respiratoria.

El 26 de noviembre, casi un mes después, la paciente fue diagnosticada con “granulomatosa sistémica probable Wegener”, por lo que fue trasladada a la Unidad Médica de Alta Especial del IMSS en Obregón, Sonora, para valoración por cirugía de tórax.

En este último nosocomio, después de valorarla, se le diagnosticó con tuberculosis diseminada, estado vegetativo, traqueotomía funcional y úlceras por decúbito, lo cual, de acuerdo con la CNDH, “evidenció el manejo incorrecto por parte de los médicos citados, quienes al no haber atendido el problema real que presentaba, ocasionaron el deterioro gradual de su salud, que derivó en la pérdida de la vida”.

En el expediente clínico de la mujer, además, la CNDH advirtió la existencia de notas médicas y de enfermería sin datos, historias clínicas y exploraciones físicas incompletas, al igual que la “carta de consentimiento informado” del ginecólogo que la atendió, incumpliendo la NOM-004-SSA3-2012, “Del expediente clínico”.

Por estos hechos, la CNDH recomendó al director general del IMSS, Tuffic Miguel Ortega, se repare el daño causado a los familiares de la víctima, que incluya una compensación justa y suficiente, atención psicológica y que se garantice a la hija de la fallecida, con carácter vitalicio, la atención médica ante su padecimiento de diabetes melitus.

También se recomendó capacitar al personal médico de dicho hospital en materia de derechos humanos y “mala praxis”.

El IMSS deberá implementar medidas de prevención y supervisión que garanticen la debida integración de expedientes clínicos, y deberá exhortar a los servidores públicos a entregar copia de la certificación que compruebe su actualización, experiencia y conocimientos médicos.

Asimismo, deberá ordenar la incorporación de copias de la Recomendación en los expedientes laborales de los servidores públicos involucrados, y colaborar con la CNDH en la presentación de la queja y denuncia correspondientes ante el Órgano Interno de Control del IMSS y la Procuraduría General de la República (PGR).

Respecto del caso, el IMSS informó a través de un comunicado que colaborará con la CNDH en el seguimiento y cumplimiento de la recomendación 22/2018, y dijo que, al tener conocimiento de lo ocurrido, “tomó diversas medidas preventivas, a fin de evitar hechos similares”.

La dirección general del IMSS instruyó a las oficinas centrales y a la delegación en Baja California Sur, el cumplimiento de los puntos de su competencia contenidos en la Recomendación, así como reforzar la capacitación de su personal en materia de derechos humanos.

En lo que va de 2018, el IMSS ha recibido dos recomendaciones por presuntas violaciones a los derechos humanos relacionadas con la atención médica que se brinda en sus instalaciones.

Anpol

Noticias Relacionadas

Ir hacia atrás es perdonar a los criminales, dice PRI en spot donde aparecen Gómez Urrutia y Gordillo

Derrota para Gómez Urrutia: su sindicato ya no representará a trabajadores de carbonífera en Coahuila

Los nuevos y viejos desafíos que esperan al futuro presidente de Colombia