INTERNACIONAL

Cuba, ¿alejándose del comunismo?

Un borrador de la nueva constitución cubana mantiene al Partido Comunista como la fuerza política líder en el país pero afirma que su objetivo es la construcción del socialismo, no del comunismo.

La diferencia, según dijeron altos cargos del gobierno cubano a los legisladores, refleja el cambio de época. Cuba está cambiando su constitución de la era soviética por una nueva constitución para proyectar e implementar los cambios políticos y económicos diseñados para hacer que su sistema socialista de partido único, uno de los últimos en el mundo, sea sostenible.

La constitución reconocerá, por ejemplo, la propiedad privada, un concepto que ha sido estigmatizado durante mucho tiempo por el Partido Comunista como un vestigio del capitalismo, dijo el secretario del consejo de Estado, Homero Acosta, el domingo a los legisladores.

Lo anterior dará un mayor reconocimiento legal a las micro empresas que han crecido en el despertar de las reformas mercantiles.

La constitución de Cuba es del 1076 y solo reconoce la propiedad estatal, cooperativa, granjera, personal y conjunta.

El borrador también parece reforzar las instituciones políticas y crear una estructura de liderazgo más colectiva, después de casi 60 años de mandato del fallecido líder revolucionario, Fidel Castro y su hermano, Raúl.

Raúl Castro, de 86 años, cedió la presidencia en abril a su discípulo, Miguel Díaz-Canel. No obstante, Castro seguirá estando a la cabeza del Partido Comunista hasta el 2021. También está a cargo de la comisión para la reforma constitucional.

La posición del primer ministro

Bajo la nueva constitución, el presidente ya no será el jefe del consejo de Estado y del consejo de ministros, dijo Acosta. En cambio, creará el puesto de primer ministro y designará al presidente de la asamblea también como jefe del consejo de estado, el cuerpo ejecutivo más alto de Cuba.

El borrador también fija una edad y un período límites para los presidentes, estableciendo que tienen que tener menos de 60 años cuando empiecen su primer mandato y no pueden permanecer por más de dos términos de cinco años consecutivamente

También omite una cláusula presente en la constitución actual sobre la búsqueda de una “sociedad comunista”. En cambio, se habla de la construcción del socialismo, reflejando el hecho de que Cuba ha avanzado hacia una era distinta después de la caída de la Unión Soviética, según el presidente de la Asamblea Nacional, Esteban Lazo.

“Esto no quiere decir que vamos a renunciar a nuestras ideas”, dijo Lazo según reportaron varios medios locales.

Uno de los cambios más esperados y controversiales en el borrador es el reconocimiento del matrimonio como una unión entre dos individuos, en vez de entre un hombre y una mujer, lo cual abre el camino a las uniones entre parejas del mismo sexo.

La asamblea aprobó el documento el 21 de julio. El siguiente paso será llevarlo a una consulta popular, lo cual indica que es posible que existan cambios. El borrador final será sometido a un referéndum nacional.

El mismo día, los legisladores también pasaron una nominación al gabinete hecha por el nuevo presidente, Miguel Díaz-Canel, en la que se retenían la mayoría de los ministros del gobierno de Raúl Castro, excepto por las posiciones relacionadas con la reforme económica.

VOA

Noticias Relacionadas

Una catastrófica anomalía en el Atlántico amenaza al Caribe y EEUU

Israel maniobra con EEUU para dar un nuevo ‘mordisco’ territorial

Un tiroteo en una escuela en Texas